Dibujo
feb. 09.

Dieta macrobiótica

En este artículo hablamos sobre la dieta macrobiótica cuyas pautas sirven para conseguir una vida más sana y prolongada.  A continuación se explican las pautas, inconvenientes y otros aspectos sobre esta dieta.

¿Alimentos Yin o Yang?  Clasificación de los alimentos sin base científica alguna.  Se afirma prolongar la vida y prevenir o curar enfermedades si la alimentación es equilibrada respecto al Yin y Yang. Para los adeptos a esta dieta supone además un estilo de vida.

Etapas de la dieta macrobiótica: hay 10 etapas distintas (desde -3 al +7), ordenadas de menor a mayor restricción dietética.  En primer lugar se eliminan los alimentos de origen animal hasta llegar a la última etapa (+7) en la que sólo se consumen cereales en grano triturados.

Pautas dieta Macrobiótica estándar: a pesar de la existencia de las diversas etapas, muchos de sus “adeptos” siguen unas pautas que son menos estrictas.        

  • 40-60% grano entero integral orgánico y en menor proporción harinas.
  • 20-30% verduras locales y de cultivo ecológico. Hay algunas que no son recomendables como por ejemplo: pepino, apio y lechuga
  • 1 ó 2 veces/día sopas: elaboradas con verduras, cereales, legumbres, algas o miso.   
  • 10-15% legumbres, algas y derivados (tofu,   tempeh, natto…)                                                                                                                                
  • Bebidas: agua de manantial o de pozo, sin hielo. También infusiones sobre todo té.
  • Consumo de frutas: menor al 5%                                                                           

¿Es posible adelgazar con la dieta macrobiótica? Está basada en alimentos saciantes y bajos en calorías, por ello podría servir para adelgazar. Sin embargo, éste no es el fin principal pero sí el que ha dado fama a la dieta macrobiótica. La razón por la que se pierde peso es porque en las etapas más avanzadas la alimentación se fundamenta en cereales integrales, verduras, legumbres y frutas. Además se retiran los alimentos procesados, azúcares y grasas saturadas.

Inconvenientes

  • En las etapas más restrictivas donde la alimentación se centra en cereales y verduras puede aparecer déficit proteico y en consecuencia, pérdida de masa muscular.
  • También es deficitaria en vitaminas A, D, B12 y C.
  • Déficit de minerales como el calcio y el hierro, aumentando las probabilidades de padecer osteoporosis y anemia respectivamente.
  • Restricción de agua es tan drástica que puede generar complicaciones agudas (deshidratación) y crónicas (disfunción renal).

Conclusión: lo mejor para una pérdida de peso saludable es seguir una dieta mediterránea equilibrada y variada.

Beatriz García González (nutricionista y ed.nutricional)

Escrito por tudietista | Publicado en Dieta macrobiótica | Escribe tu comentario o dejanos un trackback: Trackback URL.

Etiquetas: , , , , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 + seis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>